domingo, 16 de noviembre de 2008

Ahora me toca a mí...


Que tengo un punto antiestadounidense por todos es bien sabido. Que teóricamente me debería resbalar lo que en ese país de yankees pues como que también. Pero reconozco que mientras en este mundo tan condenadamente globalizado si EEUUU estornuda todo el sistema mundial se tambalea no debemos apartar la vista de lo que allí ocurre, tal vez sólo un pequeño vistazo, tal vez sólo una mirada de reojo, pero nunca quitarle los ojos de encima ya que, lo queramos o no, sufriremos las consecuencias de lo que allí ocurra.

Todos sabeis mis ideas políticas, que no son muy populares que digamos, pero intento que mis ideas políticas no interfieran con la crítica constructiva a Obama y darle un voto de confianza hasta que me demuestre que no se lo merece. Pero coincido con cierto político que dijo que Obama era un lobo con piel de cordero, yo también lo creo, pero espero a que me enseñe garras y dientes antes de etiquetarlo.

Obama va a ser el gran defraude de los próximos años. En primer lugar para los republicanos pues el sistema económico que va a instaurar tiene muchos detractores en ese bando, por no contar las medidas sociales y el cambio en el sistema de impuestos. Los demócratas y mucha gente en general han querido ver en él a un mesías, alguien que va a arreglar todos los los problemas del mundo, y de mesías tiene poco. Pero es lo que suele ocurrir en épocas de crisis, que la gente tiende a buscar una figura carismática a la que aferrarse, porque la gente busca tener esperanza, quiere pensar que va a venir un superhombre a sacarnos del atolladero. Lo que no se quieren dar cuenta es que de una crisis como esta se sale con medidas poco populistas, trabajo duro y a medio plazo, no con una figura carismática...

Luego esta el tema de los que dicen que este es un gran avance social, que es algo histórico para la igualdad entre razas, la igualdad de derechos y demás.... Y digo yo, ¿realmente lo histórico no sería que no fuese una noticia? La igualdad sería que se buscase un presidente independientemente del color de su piel, que se voten sus ideas, sin fijarnos que es negro (o mulato más bien). Yo no veo ningún tipo de avance social, de actitud igualitaria en que los grupos etnicos del país lo voten por ser negro. Sólo pensad que dentro de 150 va a ver una mezcla de razas que van ha hacer que el grupo minoritario sea el de los blancos anglosajones, ¿no será entonces lo minoritario buscar un candidato blanco? El avance social está creo yo en que se voten ideas independientemente del color de la piel...

En fin, demos un tiempo a ver cómo nos sorprende, pero creo que la España de Zapatero va a ser el perrico de Obama como en su día la España de Aznar lo fue de Bush. EEUU va a tomar medidas que nosotros acataremos sin cuestionar mucho me temo. Pero insisto en que primero un voto de confianza, quizás por primera vez en su historia EEUU tome medidas sociales que no sean a costa de manejar el mundo a su antojo. Ell problema es que tiene ideas buenas pero creo que el cargo le queda grande (como a Zapatero el de presidente de España, no creais que lo defiendo), a ver si los asesores no tergiversan esas ideas a su antojo y permiten un cambio hacia un capitalismo más social (uy qué utópica soy a veces).