lunes, 17 de noviembre de 2008

Castañada

El viernes celebramos la castañada en mi cole. No hice fotos porque no caí en llevarme cámara, las de los niños no las hubiese colgado por motivos obvios, pero sí las de las cosas que preparamos.

Durante la semana estuvimos reforzando los contenidos del otoño, aprendiendonos la canción de la castaña y los de 4 y 5 años pintaron una castaña que tenía en su interior la canción y los de 3 una corona de castañas.

Ya estamos en otoño
caen las hojas del castaño
la castaña no la veo
se ha escondido por el frío

Castañitas calentitas
hoy vamos a merendar.
Prepara un buen cucurucho
que te lo voy a llenar

Castañitas calentitas
hoy vamos a merendar
Recuerda tirar los restos
a la papelera

Con cuidado las pelaré
y la cáscara quitaré
Despacito hay que masticar
¡Uy qué ricas las castañas!


Toda la semana pasada la canción ha estado sonando por el cole. Los mayores de EI la han cantado y medio aprendido y además el profesor de música nos ha venido a cantar a la clase de los peques la canción. Teníais que ver cómo miraban mis niños de 3 años embelesados a los mayores...

En mi cole hay una tradición de apadrinar a los peques. Por ejemplo a los de 3 años los apadrinan los de 4º de Primaria, a los de 4 los de 5º y a los de 5 los de 6º; vamos, que conservan su padrino durante toda la etapa. El día de la castañada cada niño con su padrino recoge su ración de castañas y se van junticos a comerlas (el mayor se las pela al peque) A duras penas estamos logrando que algunos niños dejen de llorar en clase como para que acepten irse de la mano con uno de los mayores...

LLoros y más lloros conseguimos que fuesen. Tengo niños de todos los gustos, desde los que estaban encantados de largarse de clase con un mayor a los de berrinche de órdago. También tuve un niño autosuficiente que él sólo arrampló con sus castañas, las del padrino y las de uno de los del berriche... Una chica le dijo al mocé: "las castañas se las tienes que pelar tú al niño" a lo que respondió: "¿para qué? si las pela él mejor que yo". Luego está el tema de los niños abandonados por sus padrinos, se debieron hartar de que el niño llorase y no quisiese estar con ellos que en cuanto vieron la ocasión de entildárselo a la profe...

En líneas generales los padrinos de la clase de 3 creo yo que se llevaron una gran desilusión, se les veía con tantas ganas de estar con los peques y ver que luego ellos no respondían. Me preguntaban si de normal hablaban, si tenían sueño... intentaba explicarles que eso les quedaba grande, que esperasen al próximo encuentro, pero claro, tantas ganas en saco roto...

Ah, mi niña autista no fue a la castañada. Teníamos pensado que fuesen los 3 (el padrino, la niña y la auxiliar) pero cayó rendida y estando sopa no era cuestión de despertarla porque las consecuencias hubiesen sido nefastas... Su padrino lo colocamos con otro niño y solucionado.