domingo, 28 de septiembre de 2008

Hubo cena, hubo fiesta y hubieron caipirinhas

Bueno, sinceramente este post no tiene nada de especial, no hubo nada raro ni nada parecido, pero como la gente piensa que sólo cuento lo malo...

_________________________________


En fin, anoche tuve la dosis de planes que vengo reclamando desde hace ya un tiempo aunque me vinieron por un lado inesperado...

Estuve cenando en un chino (hasta el culo me puse) y después caipirinha va, caipirinha viene en el Estrella de Cuba. Es un bar que me encanta, tiene sus mesitas para disfrutar de tu cocktail mientras charloteas (sí, aunque algunos lo duden, hablo, aunque debo pillar antes confianza) pero tiene un ambiente muy fiestero y agradable.Luego al Jardín del Temple, a la Pascualilla y al Bedel. Ya sabeis qué efecto tienen en mi las caipirinhas, que me sueltan que da gusto. Bueno, mi estado de embriaguez terminó consiguiendolo una cervecica, más otra, más otra... (bueno, y un combinado creo que también cayo)

Por cierto, cómo cunde la gente de la Expo, toda la maldita noche me encontré gente y má gente. Si ya he optado por no despedirme, vamos, que lo paso mal despidiendome de la peña y luego me la encuentro en todas partes... Pero que no parezca lo que no es, me alegro un montón de verles, ojalá hubiese sido todavía más gente.

De todos modos, vi muchas caras conocidas pero ninguna la tenía que ser, y mira que la busqué con ganas... Con lo fácil que es dar un toque al teléfono (ya lo sé, tampoco soy capaz de hablar por teléfono con según quien) o aunque sea un mensajico al móvil.


PD: Mañana os escribo un post que creo que será muy BUENO