viernes, 21 de noviembre de 2008

Mi problema

Hace un tiempecillo hablando con cierta persona le dije que me llevaba muy bien con ella pero que pasado un tiempo ya no tendríamos relación a lo que me respondió que no iba a dejar que eso pasase... Ciertamente, ha pasado el tiempo y la comuncación es casi inexistente.

A ver, cuando hago afirmaciones como esa no es porque sea pesimista por naturaleza (que lo soy) es porque me conozco desde hace muchos años y sé que soy incapaz de conservar amistades. Por eso no culpo a esa persona de que la relación se rompiese, la culpa la tengo exclusivamente yo.

Tengo un pepito grillo un poco capullo en mi cabeza que me hace darles vueltas a las cosas. Soy incapaz de llamar porque me da por pensar que la otra persona no quiere hablar conmigo, que le molesto o cualquier historia por el estilo... Incluso con personas con las que me muero de ganas con las que hablar. Es normal que la gente se canse de ser ellos los que den el paso de llamar o lo que sea. No sé, mi mente racional no es capaz de admitir que si a mí me gusta saber de algunas determinadas personas, seguramente a esas personas también les guste saber de mí.

Más de una vez he dicho que el tiempo acaba poniendo a cada persona en su sitio y yo siempre acabo sola... Por algo será. Supongo que aunque me cueste admitirlo no soy tan buena gente como me gustaría creer, si no la gente no pasaría por mi lado sin que dejase en ellos huella.

Quizás es que tenga unos días plof, pero veo como la gente está siempre rodeada de gente y yo me paso los días sola, en casa, pensando en dónde me gustaría estar, qué me gustaría hacer... Si ya lo digo yo que soy una montaña rusa emocional.

Mi problema es ese, que no sé conservar a la gente a mi lado...